Roscón de Reyes

Receta de roscón de reyes

¿Quieres hacer Roscón de Reyes casero? Con nuestra receta harás un Roscón de Reyes suave como un pan de leche y con su particular aroma a agua de azahar.

Ingredientes para preparar roscón de reyes

  • Para la masa madre:
  • 35 ml. de leche
  • 5 gr. de levadura fresca
  • 65 gr. de harina
  • 1 cucharadita pequeña de azúcar
  • Para la masa definitiva:
  • 250 gr. de harina
  • 10 gr. de levadura fresca
  • 60 gr. de azúcar
  • 35 gr. de mantequilla
  • 30 ml. de leche
  • 1 huevo
  • Ralladura de 1/4 de naranja
  • Ralladura de 1/4 limón
  • 15 ml. de aroma de azahar (ver nota 1)
  • 5 ml. de brandy
  • Para la decoración:
  • 1 huevo
  • Frutas escarchadas de diferente color
  • 30 gr. de azúcar

¿Cómo preparar roscón de reyes?

  • Elaboración de la masa madre del roscón de Reyes:
  • En un bol, echamos todos los ingredientes y mezclamos hasta obtener una masa manejable que será del tamaño de una pelota de tenis, más o menos. La dejamos reposar unos 15 minutos a temperatura ambiente, y en ese tiempo preparamos los ingredientes de la masa definitiva.
  • Elaboración de la masa definitiva del roscón de Reyes:
  • Con la ayuda de un colador, tamizamos la harina en un bol y hacemos un agujero en medio, en el que verteremos el resto de ingredientes. La levadura conviene echarla desecha (podemos utilizar la leche para hacerlo). En último lugar, echaremos también la bola de masa madre.
  • Mezclamos con las manos hasta obtener una masa homogénea. La masa se tiene que pegar un poco a las manos, no os preocupéis por eso, si quereis que sea más sencillo, unta tus manos con un poco de aceite. Si echásemos más harina para obtener una masa más compacta, el roscón nos quedaría menos tierno e incluso duro.
  • Limpiamos el bol y manchamos sus paredes con aceite.
  • Introducimos la masa en el bol, lo tapamos con un paño y dejamos que fermente hasta que doble su tamaño.
  • Una vez fermentada la masa, la trabajaremos sobre una superficie engrasada. Es la hora de decidir si queréis hacer un roscón grande, o varios mini rosconcitos.
  • En el primer caso, formaríamos una bola, haríamos un agujero en medio, y pondríamos la masa en la bandeja de horno, sobre papel de horno (es interesante colocar algo en el agujero para que no se cierre.
  • En el segundo caso, haríamos esto con cada trozo de masa, dependiendo del número de rosconcitos que deseemos hacer.
  • Una vez hecho esto, calentaremos el horno por arriba y por abajo a 50 ºC, y meteremos la bandeja con la masa durante unos 10 minutos, para forzar la segunda fermentación (ver nota 2). Al cabo de ese tiempo, nuestros rosconcitos habrán doblado de nuevo su tamaño.
  • Decoración y horneado final del roscón de Reyes:
  • Batimos el huevo, y pintamos el roscón de Reyes o los rosconcitos con un pincel.
  • Cortamos la fruta escarchada en pequeños trozos, y los colocamos sobre la masa.
  • Echamos unas gotas de agua sobre el azúcar, y cogiéndola a pellizcos, colocamos algunos pegotes sobre la masa.
  • Para el horneado, precalentamos el horno a 200 ºC, y metemos el proyecto de roscón o los proyectos de rosconcitos en el horno a esa misma temperatura, durante 10 minutos. Luego bajamos la temperatura a 175 ºC, y los mantenemos 5 minutos más.
  • El resultado tiene que ser algo parecido a lo que se ve en la foto.
  • Foto y fuente: Blogcocina.es
Nota del autor:

1.- ¿Aroma de azahar o agua de azahar?. Yo os recomiendo los botes de aroma de azahar que suelen venden en la sección de repostería de los supermercados. El sabor del agua de azahar puede resultar demasiado fuerte.

2.- ¿Cuánto tiempo dura la fermentación?. Dependerá mucho de la temperatura ambiente. Cuanto más alta sea la temperatura, menos tiempo necesitaremos, aunque en este caso suele ser de unas dos horas.

Si necesitas acelerar el tiempo de fermentado (como he hecho yo en el segundo fermentado), puedes introducir la masa en el horno a unos 50ºC.

Otra cosa a tener en cuenta es que una masa que suba a temperatura fría, tendrá mucho más sabor y esponjosidad, aunque tarde muchísimo más tiempo. Por eso, si puedes hacer la masa el día anterior, métela en el frigorífico, tápala y deja que fermente entre 8-12 horas.

3.- Aunque parezca complicado, nada más lejos de la realidad, eso sí, hay que tener paciencia para dejar que la masa fermente su tiempo y seguir al pie de la letra los ingredientes. De todas formas, te animo a ver el paso a paso en este enlace a Blogcocina.es